Los Roques en mochila – La Salida

  • 0

Los Roques en mochila – La Salida

Tags : 

Vía Barinas, aguantando los últimos aires fríos del páramo

Para algunos es quizás impensable disfrutar las paradisiacas playas de Los Roques, y es que por varias razones en el imaginario mochilero se nos ha dicho que ir a Los Roques implica desenvainar ingentes cantidades de dinero, sobre todo en moneda extranjera, vale decir dólares. Y tal decir no es falso, sin embargo los límites a la aventura lo pones tú, mejor dicho tu cabeza.

En las entradas que escribiré a continuación relatare algunas de mis vivencias en este viaje soñado a Los Roques, y que si tienes pensado hacer uno como mochilero, algunas vivencias y consejos te serán útiles.

Resumo aquí mi vivencia de mochilero por el mes de agosto de 2.018 en este paraíso venezolano, lleno de contradicciones, bellezas escénicas y naturales que te harán, como buen mochilero, decir al final: ¡VALÍO LA PENA INTENTARLO!.

Aproximación e intentos de arribo a Los Roques

No es un secreto lo difícil que es moverse en Venezuela en estos duros momento de crisis, resulta mas dramático si intentas viajar en autobús, debes llenarte de paciencia, ingenio y mucha soltura, si te pones mente cuadrada no llegarás muy lejos.

Salimos de Mérida un 20 de Julio, Carlos (mi aprendiz de mochilero) y yo, nos propusimos la ruta Mérida- Barinas como prioridad, ya que boletos en autobús directos a caracas son incomprables debido a las roscas y el negocio con el efectivo que se mueve en el mundo subterráneo del terminal de pasajeros. Solo contábamos con escasos 1 millón 300 mil bolívares en efectivo, es decir lo suficiente para un par de empanadas y un agua mineral.

A las 2 pm logramos salir de la ciudad, dejamos el basurero en la cual la han convertido sus gobernantes, dejamos atrás una ciudad que muere a las 5 de la tarde cuando un ejercito de personas huyen de sus lugares de trabajo para intentar llegar a sus casas con el poco transporte publico que hay, huimos si, del infierno en que se ha convertido la hermosa ciudad de Mérida. Primera vez que me siento contento, tranquilo y feliz de dejar la ciudad que una vez fue casi perfecta  para vivir, ciudad ejemplo para el resto del país, hoy esa ciudad no existe, me recuerda mucho los tristes pasajes, calles y recovecos cercanos al terminal de Maracaibo, Mérida es hoy un relleno sanitario.

Sin problemas y con el efectivo aún completo llegamos a Barinas a las 7 pm, de inmediato me pongo a buscar boletos para cualquier lugar que nos acerque a Caracas, solo una línea de autobuses ofreció la ruta, hasta Maracay, no dudamos en comprar los boletos pero se nos presentaba el problema del efectivo, pues exigían en la línea que una parte la pagáramos en efectivo y otra con transferencia, sacrificar el efectivo comenzando el viaje era muy arriesgado, así que luego de varias conversaciones, ir y venir a los andenes, la chica de la oficina nos pide 300 mil en efectivo y el resto, 800 mil, en transferencia, acepte de inmediato. Mientras transaba el pago se acerca un pasajero que nos dice que logro obtener 600 mil bolívares en efectivo comprando una caja de cigarros por medio de punto a un señor de bigotes blancos que se para frente a los taxis. De alguna manera tenia que recuperar el efectivo que estaba desembolsando por los boletos, así que me fui a la puerta del terminal y hable con el hombre, quien me dijo, “si, comprate una cajita de cigarros en la licorería y me la traes, yo te doy 600 mil bolos”. Así lo hice, compre una caja de cigarros en 2 millones 500 mil bolívares y se la di al señor, quien me entrego una bolsa con efectivo, ” aquí hay 600 mil bolos mi pana, gracias, sabes yo vendo cigarros detallados allá abajo en el semáforo, con esta vuelta que me haces me resuelvo”, en verdad no me interesaba entender o escuchar la justificación a la trampa que estaba haciendo el señor bigotudo, asi que tome mi bolsa y me meti de nuevo al terminal, encuentro a Carlos y le digo, “listo, recuperamos el efectivo, un ojo de la cara pero prefiero estar seguro”.

A las 9 pm sale nuestro bus a Maracay, a las 5 am llegamos a destino y casi de inmediato tomamos un autobús hasta Caracas por solo 200 mil bolívares. El autobús venia de algún lugar del Llano y quedaba casi vació en Maracay, así que recogió pasajeros, nos toco frente al baño, un lugar no muy privilegiado, pero, le justificaba a Carlos, la idea era llegar lo antes posible a Caracas.

A las 8 am del 21 de Julio ya estábamos mas cerca de Los Roques, llegamos a Caracas, esa es otro historia.


¿Quieres viajar a Los Roques?, consulte nuestros paquete LOS ROQUES FULL, no se arrepentirá:


Leave a Reply

¡Seguridad y Responsabilidad!