Los Roques en mochila – 30 días en un paraiso, primera parte

  • 0

Los Roques en mochila – 30 días en un paraiso, primera parte

20180809_181605

El faro holandés

Caracterizar y sintetizar una experiencia de 30 días en el archipiélago de Los Roques no es tarea fácil, obviamente sería muy tedioso escribir lo ocurrido día a día así que daré un vistazo a lo que, según mi criterio, mis valores y sobre todo mi entorno cultural lograron apreciar, valorar o criticar, ratifico mi aclaración: “todo de acuerdo a mi punto de vista“.

La ciudad y los perros.

Mario Vargas Llosa no es mi escritor preferido, la razón no es su estilo literario, exquisito y muy valorado, la razón va más orientada a sus posiciones personales frente a aspectos políticos, éticos y nacionalistas. Hace algunos años leía a regañadientes su novela “La ciudad y los perros“, muy interesante su argumentación pues es autobiográfica y en ella se puede entender de alguna manera sus posiciones criticadas por mi. Bueno, pero nada tiene que ver esa novela con lo que voy a describir de Los Roques, en la novela los “perros” son humanos y en mi relato “perro es perro” y de verdad que este animal tiene invadido el archipiélago.

Recuerdo algunos años atrás cuando en el Parque Nacional Sierra Nevada, específicamente el sector Laguna Verde, estaba invadido por “perros”, llegaron a haber hasta 8 y acabaron con la fauna autóctona, cierto día en INPARQUES entendieron el problema que ocasionaba la presencia de estos animales así que decidieron empezar a “cazarlos” y bajarlos hasta la ciudad, fui testigo del descenso de un par de cachorritos que luego fueron dados en adopción.

La cantidad de cánidos que se ven al llegar a Los Roques haría pensar a cualquier turista desprevenido “es que Los Roques debe significar ciudad de perros”, pero la realidad es otra, los perros no son propios del archipielago por lo tanto lo hecho en Mérida vale también para los Roques con el fin de preservar la flora y fauna.

1088

Promontorios rocosos donde las aves depositan sus huevos, hasta allí nadan los perros para alimentarse

Los perros están ubicados en todo el Gran Roque, no los conté todos, pero los que logre visualizar se reunían en manadas de hasta 8, cerca del vertedero de basura o relleno sanitario habían 3 manadas, cada una con su líder. Por lo menos por cada dos casas hay un perro así que, 50 casas como mínimo nos da un aproximado de 50 perros.

Ellos pelean, ladran, atacan a residentes y turistas sin distingo  (Carlos recibió una noche su respectivo ataque incluyéndolo en la estadística), pero sobre todo, de acuerdo a lo dicho por el personal del ambulatorio, han generado un grave problema en la arena de las calles del pueblo, han contaminado la arena con sus excrementos y orina y se convierten en un problema de salud publica.

La tasa de natalidad entre perros es altisima, quizás más adelante, si no se toman las medidas correctivas necesarias, Los Roques sean sinónimo de perros, allí si cabría el nombre de “La ciudad y los perros“.

Monumento a la corrupción.

IMG_20180818_135019593

Área de servicios en el Gran Roque

Los Roques tiene sus monumentos y el de la corrupción no falta, allí, en el área de servicios, cerca del relleno sanitario y la bomba de gasolina, esta lo que hubiese sido un gran aporte a la reducción de la contaminación en el Parque Nacional, pueden ver en la foto los Paneles Solares de lo que iba a ser el Parque Solar más grande de Venezuela y que surtiría la energía necesaria para los 3.200 pobladores del archipielago, pero, según me lo contaron, en tiempos del almirante Jairo Avendaño Quintero, llegaron los paneles  y los instalaron pero el resto del equipamiento, baterías, cables y compuestos químicos, desaparecieron de manera mágica durante su traslado desde La Guaira a Los Roques. Hoy Los Roques tiene una planta eléctrica super contaminante que funciona con combustible, durante nuestra estadía los problemas eléctricos se presentaban diariamente, pero ¡que va!, no nos afecto, veníamos de Mérida, bien entrenados en sobrevivir al pésimo servicio eléctrico.

Un cuento tragicómico es el relacionado con la basura, decía yo a los residentes con una cara de felicidad, como si hubiese descubierto el agua tibia: “epa, en una población tan pequeña por que no han probado el tema del reciclaje y la separación de los desechos”, me respondieron rapidito “eso se hacía, aqui se separaban los desechos en las casas y posadas pero llegaba el camión recolector de la basura y lo echaba todo junto, asi que la gente dejo de hacerlo”, reflexione entonces, claro, evidente, la basura es un negocio, sirve mas instalar un relleno sanitario contaminante que ponerse a separar desechos sólidos.

Tiempos de reconversion monetaria.

Al llegar a Los Roques en lo menos que pensabas era en el 20 de agosto, de hecho no nos preocupaba en nada la falta de efectivo pues nuestra mentalidad era, “allá resolvemos”.

Petros, dolares, bolívares, bolívares soberanos, eran palabras que se iban colando día a día, pero paso algo más durante los días finales de julio, la ANC derogo la Ley de Ilícitos cambiarios, así que el uso del dolar era “permitido” en Venezuela. Claro en Los Roques esto se hacía, al ir a comprar pan, comida al abasto o bodega tenias la opción de pagar en bolívares o en dolares, el uso de la moneda gringa es muy común, no había trauma y hasta los policías y Guardias Nacionales aceptaban tratamientos de transacciones o denuncias relacionadas a esa moneda, me sentí por primera vez en un país extranjero dentro de mi propio país, añádele a todo lo anterior el uso de palabras y dialectos distintos al castellano; portugués, italiano e ingles, toda una mezcla propia de una zona fronteriza, de hecho, Los Roques es una zona fronteriza con Holanda, Estados Unidos y demás islas del caribe parte de la Commonwealth.

Si vienes a Los Roques y tienes dolares, te serán de mucha ayuda y el estado se hace el loco en su uso.

Continua…


¿Quieres viajar a Los Roques?, consulte nuestros paquete LOS ROQUES FULL, no se arrepentirá:


Leave a Reply

¡Seguridad y Responsabilidad!