¿Se debe cobrar el rescate en montaña?, mis consideraciones y propuestas

  • 0

¿Se debe cobrar el rescate en montaña?, mis consideraciones y propuestas

Tomado del BLOG JERF

IMG-20180514-WA0017

HACIA UNA ACTIVIDAD TURÍSTICA O DEPORTIVA CON SEGURIDAD

No es la primera vez que se plantea una pregunta de este tipo, mucho menos es Venezuela el único país donde se hace.

En los años  60, 70, 80 y 90 del siglo pasado los voluntarios de rescate eran quienes asumían, junto a un grupo de burócratas jefes de las oficinas de Defensa Civil, las labores de búsqueda, rescate, prevención y atención de emergencia, no solo en montaña, sino en un basto espectro de áreas. El estado no tenía capacidad logística para sostener una nomina eficiente de capital humano para atender las emergencias, así pues, Defensa Civil y Bomberos eran muy pocos para atender por si solos las eventualidades.

Los voluntarios de rescate (más de 30 grupos y brigadas de rescate en toda Venezuela) aportaban su personal, muchos de ellos formados por las mismas organizaciones a “motu proprio”; es digno reconocer que los voluntarios nunca cobraron un centavo de bolívar.

Lo que si hacía el voluntariado era ahorrarle al estado cantidades ingentes de dinero, en alguna oportunidad hice un calculo basado en horas hombres, sobre todo en operaciones emblemáticas como “Operación Carlos Cuadrado”, “Operación Cristhoper Hubbar”, “Operación BELGAS” y la “Operación Humboldt”, las cuales tuvieron duraciones aproximadas de un mes y que requería de personal en el área por 3 o 4 días consecutivos.

Todas las operaciones antes mencionadas se realizaron luego de una actividad deportiva o turística y el Teleférico de Mérida tenía influencia tanto por su cercanía como por lo útil para acortar los tiempos de respuesta.

Es en la década del 2.000 cuando las instituciones del estado comienzan a desplazar a los voluntarios por sus funcionarios, las nominas de Protección Civil y Bomberos aumentan al triple y se puede considerar que hay autosuficiencia en la atención de emergencias. Tanto es así que hasta Teleférico de Mérida anuncia en 2.014 la contratación de personal propio para atender las emergencias dentro de su área de influencia. Además se ven luces brillar cuando INATUR en 2.014 y 2.015 anuncian junto al Colegio Universitario Hotel Escuela de Los Andes Venezolanos(CUHELAV) la apertura de diplomados en Guías de Turismo mención Cultura y Naturaleza. en ambos diplomados se enseñaba a los estudiantes el modulo de Protocolos de Emergencia, de los cuales fui instructor.

Creo que el estado ha cumplido, a su manera y tomándose su tiempo, con concientizar y generar las bases para exigir la debida CORRESPONSABILIDAD en quienes practican actividades deportivas, entiéndase personas naturales o jurídicas, con fines de lucro o sin fines de lucro.

Con las siguientes consideraciones y propuestas doy mi aporte al debate en torno a la polémica generada el pasado 7 de septiembre ante un aviso publicado en la oficina de INPARQUES en la estación Barinitas del Teleférico de Mérida y que establecía una directriz que orientaba la manera por medio de la cual el Sistema Teleférico de Mérida iba a atender las distintas emergencias en su área de influencia.

Muchas de estas consideraciones fueron desarrolladas por mi en los cursos del Diplomado de Guia de Turismo en naturaleza, para lo cual fui contratado por INATUR e impartidos en el Hotel Escuela de Los Andes Venezolanos como parte del modulo de Protocolos de Acción de emergencia durante los años 2013 y 2014. En esa oportunidad recuerdo claramente que participaron integrantes del equipo del Teleférico de Mérida, incluyendo a a su entonces gerente, el Ing. Jose Gregorio . Inclusive se generaron Protocolos de actuación que deben ser socializados y puestos en práctica, obviamente revisados para analizar su vigencia.

Consideraciones geográficas.

  • El sistema teleférico de Mérida cubre un área de la zona más transitada del Parque Nacional Sierra Nevada.
  • Es un sistema de transporte que agiliza los tiempos de respuesta para atender emergencias no solo en su área de influencia inmediata, también permite acceder de manera rápida a zonas tan alejadas como Laguna Verde a 8 kilómetros, otra zona donde se presentan emergencias con regularidad.

Consideraciones económicas.

  • El sistema teleférico de Mérida ha incrementado sus tarifas en dos meses casi en 3000%, sin distinción alguna para el montañista, turista o rescatista.
  • El montañista o rescatista es quien menos se beneficia del sistema y hasta ahora ha sido tratado con menos preferencia, pues debe cancelar su boleto más un plus igual por el morral. Pese a eso, los montañistas y rescatistas han cancelado lo correspondiente sin protesta o critica.

Consideraciones éticas.

  • Ni en guerras declaradas entre países o pueblos se deja morir a una persona, la guerra ha sido reglamentada por medio del Derecho Internacional Humanitario y Venezuela es firmante de la Convención de Ginebra y por ende, en situación de guerra toda su infraestructura estada debe propiciar la atención debida frente a personas cuya vida está en riesgo.
  • Venezuela no está en conflicto bélico, quienes puedan estar en problemas en la Sierra Nevada no son enemigos y el teleférico de Mérida es una infraestructura del estado, por lo tanto no es ético ni moral que el estado niegue el apoyo de una de sus infraestructuras para apoyar una situación de emergencia

Consideraciones relacionadas a personal capacitado.

  • Mérida cuenta con años de tradición en materia de atención de emergencias en montaña, más de 30 grupos de rescate, bomberos, INPARQUES, guías, montañistas han acumulado experiencia y preparación no solo en Venezuela, también fuera del país.
  • Hoy el Teleférico de Mérida presenta un déficit de personal debido a las distintas razones atribuibles a lo económico y aspiraciones personales que ha llevado a la renuncia de personal valioso y preparado.

Propuestas

Una realidad amarga… lamentablemente en Venezuela no tenemos un sistema que valore el riesgo como calidad para el ofrecimiento de servicios turísticos.

Propongo tomar en cuentas algunas Orientaciones OSA (Outdoor Sport Adventure) para el desarrollo de actividades de índole turístico y deportivo en el Parque Nacional Sierra Nevada y cuya área de influencia sea la correspondiente al Sistema Teleférico de Mérida Mukumbari.

OSA es un acrónimo de las palabras inglesas Outdoor Sport Adventure y define el sector de los deportes de aventura al aire libre.

La actividad turística que incluye OSA deben regirse por una amplia gama de “auto-regulaciones” dirigidas principalmente a dar la suficiente “LIBERTAD PARA ARRIESGARSE”.

Partir del principio de “Libertad para arriesgarse” significa proporcionar al individuo “la facultad de poder elegir con autonomía y bajo su propia responsabilidad, el grado de riesgo en una actividad”

Una vez que el individuo entienda y asuma el grado de riesgo que una actividad representa se deben establecer las responsabilidades debidas; las instituciones del estado, en este caso INPARQUES y el Teleférico de Mérida deben tener claro que quienes realizan actividades en áreas aledañas a sus instalaciones o aéreas de influencia, deben conocer  el grado de riesgo que asumen y dejarlo plasmado ante la solicitud de permisos, indicando igualmente un protocolo de actuación. Sin lo anterior el estado estaría en potestad de negar los permisos de acceso tanto a empresas, operadoras turísticas, montañistas, rescatistas y guías independientes.

LA EMERGENCIA es el resultado directo de ERRORES en la planificación de la actividad OSA, la “LIBERTAD PARA ARRIESGARSE” no presenta contradicción alguna con la normalización de manera segura de las actividades OSA. La “LIBERTAD PARA ARRIESGARSE” si tiene una fuerte contradicción con el establecimiento de leyes y normas que se convierten en prohibitivas.

Como ejemplo de un razonamiento contrario a la “LIBERTAD PARA ARRIESGARSE” puedo mencionar el hecho ocurrido el año 2.014 cuando  un grupo de 9 ciclistas ascendieron al páramo de la Culata por la vìa Mifafi, se extraviaron y hubo una movilización de recursos y logística por tres días para buscarlos y rescatarlos. La solución que ofreció el estado fue PROHIBIR el acceso de ciclistas a la zona. La prohibición hace que más personas piensen ir a la zona en bicicleta, sin ningún tipo de plan o medidas de seguridad.

Desde el punto de vista de la Gestión del Riesgo orientada a las actividades OSA, la solución debería abarcar el PERMITIR la actividad ciclista en la zona siempre y cuando el participante presente habilidades, destrezas y capacidad de realizar dicha actividad, además de ofrecer al estado la posibilidad de auto generar una respuesta en caso de emergencias.

  • ¿Qué es una Directivas (Guidelines)? es un conjunto de normas y recomendaciones, establecido por una organización de reconocida competencia en el sector.
  • ¿Qué son Normativas (Standars)? Conjunto de reglas establecidas por una organización, publica o privada, reconocida como competente de un órgano oficial del estado.

Señalo a continuación una serie de Directivas y Normativas que a nivel internacional se manejan para las actividades OSA

  • Norma IRM del 2002 publicada por Institute of Risk Management of London. Primera normativa que menciona las actividades OSA como objetivo de aplicación de la Gestión del Riesgo
  • Norma Internacional 31000, del 2009, se considera una norma de uso internacional que estandariza las definiciones y el estudio de la Gestión del Riego.

En el área OSA tenemos:

  • ISO 31000 estableciendo un sistema de Gestión de riesgo constituido de;
    • Los principios del sistema.
    • La estructura del sistema.
    • Los procesos funcionales de la Gestión del Riesgo
  • ISO 17021 NTERNACIONAL: Norma que establece los requisitos para los institutos habilitados para certificar el sistema de Gestion de Riesgo.
  • SNZ HB 8669 NUEVA ZELANDA (Guideline for risk management in sport and recreation, 2004): Nueva Zelanda es el primer pais del mundo de afrontar de manera sistematica la Gestion del Riesgo en actividades OSA
  • BS8848 REINO UNIDO (Specifications for the provition of visits, fieldwork expeditions and adventure activities outsidethe United Kindom , 2007): una de ls primeras normativas hechas a nivel mundial y tomada en cuenta para organizar viajes y expediciones por muchos países del mundo.
  • AALA Reino Unido (The adventure licensing regulation, 2004): norma todo lo relacionado con la obtención de licencias para trabajar en el reino unido con actividades OSA.
  • UNE 188003 ESPAÑA (Turismo Activo, requisitos para la prestación de servicio, 2009): única norma en lengua española que pretende controlar la calidad en al prestación del servicio turístico en actividades OSA

Bajo estas premisas sugiero que sean requisitos para que INPARQUES otorgue un permiso, que cada guía, empresa, operadora, montañista, rescatista elabore y entregue un PROTOCOLO DE ACTUACIÓN ANTE EMERGENCIAS.

Autorizar a las organizaciones voluntarias de rescate para que sirvan de garantes, supervisores e implementadores de los Protocolos de Actuación para montañistas, empresas, operadoras y guias independientes. Esto dará una manera de autofinanciar a estas organizaciones que hoy están a punto de desaparecer. Hay que hacer notar que estas organizaciones cuentan con personal capacitado, además de equipamientos y una infraestructura de rescate que es conocida por las organismos oficiales (por ejemplo comunicaciones).

Los costos que genera un rescate o atención de emergencia en montaña deben ser costeados por el estado y por los prestadores de servicio si es actividad turística, en caso de actividad deportiva debe asumir la responsabilidad el mismo deportista. En todos los casos el estado no debe pretender bajo ningún concepto endosar costos que rocen lo imposible, pues por encima de todo hay consideraciones éticas que privan.

Lo que sugiero es que se elabore una tabla de penalización en base al incumplimiento de Protocolos de Actuación, dicha tabla debe estar valorada en unidades tributarias. El llamado a los organismos de seguridad debe ser prioritario pero el uso del sistema de transporte como teleférico de Mérida debe ser exclusivo para emergencias reales.

La penalización por un rescate o emergencia no debe ser la excusa para no activar los organismos oficiales, allí juego un papel importante las organizaciones voluntarias.

Se puede filosofar mucho en este campo, pero lo que hará la diferencia será lo que con su aplicación y corrección se defina.

INVERTIR EN GESTIÓN DE RIESGO PARA LAS ACTIVIDADES TURÍSTICAS O DEPORTIVAS ES GANANCIA


Leave a Reply

¡Seguridad y Responsabilidad!